Translate

23 dic. 2015

El elefante y la luna.

Yo no se como vives sin los pies en la tierra.
-dijo el elefante.
Yo no se como vives con los pies en ella.
- respondió la luna.
Y al momento se dieron cuenta de que juntos,
podrían vivir donde quisieran.

6 dic. 2015

Luz de luna

Eres una
con el reflejo de la luna
que pasa lentamente por mi ventana.
No te hacen justicia las persianas,
ni las cortinas ni las mantas ni la ropa:
en ese orden.

Quizás por hermandad,
es la luna quien te empieza a mostrar
tan suave y tenue como eres.
Y eso que casi ni te toca,
como si eso pudiera hacerse.

La leve brisa de la noche
es quien acaba de convertirte,
si no en lo que eres,
en por qué de mis *te quiero*:

tu pelo en cascada
bañando el océano de tu espalda,
la que nunca doy explorado del todo;

o las inaccesibles cumbres de tu pecho
convertidas en nubes que mece el viento,

y que sin ser amor, sí son un por qué de mis "te quiero".

4 nov. 2015

Estará bien

A veces ocurre
que tengo claro que no estamos aquí para ser felices:
estamos, simplemente.
Después cada uno con su vida hará lo que quiere y puede,
y estará bien.

No tengo ni idea de quien nos traiga al mundo o a donde nos lleve:
pero aquí nos deja, eso seguro.
Cada uno creerá después en si nos mira y nos cuida,
o si ni siquiera es consciente de nuestra presencia.
Y estará bien.

Aquí nos deja y aquí quedamos
no para ser felices,
no para sufrir:
para ser, nosotros.
Eso es todo.
Y estará bien.

Crash

Golpean a la puerta de mi cabeza:
nadie abre, y tampoco sé hacerlo.

Gritan.
No me dejan escuchar la vida
que se empieza a quebrar porque no la hago bien.

Quiero irme, no sé a donde,
 pero sí que en el fondo no es cierto:
lo que quiero es no volver.

Mi cabeza no se abre por mucho que la golpean
y aún así no lo dejan,
no me dejan e igual golpean y golpean en ella:

Por eso los quiero dejar yo,
aunque no sepa.

24 sept. 2015

Mi mundo

Noche de nubes hasta que tos ojos abran,
mañana,
el cielo que dicen los expertos dará lluvia:
No saben nada.

Nunca vieron amanecer en la noche,
sol en la lluvia
o un arcoíris alrededor del mundo.
Nunca vieron cascadas de terciopelo
ni un rojizo atardecer de amor
cuando se supone que amanece.

Sólo saben lo que vieron,
y no vieron nada.
Ni siquiera ven ahora

una estrella que brilla en la tierra
o el día que amanece en su boca:
los sueños que sueñan en ella,
su belleza;
tan espléndida que solo unos versos la tocan,

tampoco la ven.
Dicen que está nublado, dicen que es de noche:

No saben nada. Mañana cuando despertemos veremos si llueve.

9 sept. 2015

Caramelo de naranja

La luna en el cielo
como un caramelo,
para abrirte la boca
y colarme en tu cuerpo

con besos de quehacer
que sabrán a ti ya feble
mientras arañas, gimes,
gritas y muerdes

sin recordar ya la luna;
quemando la noche
que ni alcanza ni dura
suficiente para nosotros

que solo queremos descansar,
pero el amanecer de nuestros cuerpos
no nos deja sino consumirnos,
y ser estrellas de calor sudor y sueños.

Sueños,
que al ser soñados tan poco,
la noche en que son
la pasan despiertos.










30 ago. 2015

Entre lunas llenas

Te veo por la calle
y no sé quien eres aunque te conozca,
y sé que a ti te pasa lo mismo.

Cuando nos vemos,
una sonrisa asoma para esconder
lo que diríamos de poder hacerlo.

Lástima temer las consecuencias
que quizás nunca fueran a ser.
Idiotas.

Parece que sólo borrachos
recordamos lo que sentimos.
O lo olvidamos, ya no sé;

pero no quiero
más resacas en tu ombligo.
Bueno, sí,

pero tú ya me entiendes.
Por las noches me tomas
sin rodeos ni dudas en tu cama

y cada mañana
me olvidas en cuanto me he ido,
y si no ni me hablas:

Te vuelves susurros
que sólo me quieren
con las luces apagadas...

Me gusta el tacto de tu espalda,
los besos que no son en la boca
y la ropa tirada;

lo despacio que bailas,
lo rápido que acaban las noches contigo
y como juntas todo eso en una cama...

Eso es todo, lo casi juro.
Nada de sentimientos,
que sé que te espantan.

Pero por una vez,
sólo por una vez,
y sólo esto, por favor:

Cuando amanezca
quiero recordar que hemos hecho.
Quiero despertar,

mirarte a la cara y saber
saber si de los dos, solo yo,
me atrevería al amor.

23 ago. 2015

Mortal que no sabes volar

Estúpido mortal
que osaste enamorar a un ángel,
¿Qué esperas que salga de ahí?
¿Cómo crees que va a terminar?

Si supieras volar
podrías surcar el cielo con ella,
pero no sabes. ¿ Qué le vas a dar  ?
Tierra que la lastima, nada más.

Estúpido mortal,
sus alas no están hechas para que ande
ni tú para poderla contentar:
¿Por qué lo intentas? Déjala marchar.

Ella volará libre
y tú andarás la tierra que te es propia:
aquellos que anhelan el cielo
llegan al infierno antes de hora.

Estúpido mortal:
Si supieses volar,
si no fueras estúpido

O tan siquiera no fueras mortal...
Pero así eres,
Y ella se merece algo más.

Más que un amor que duele amar;
Más que tú, que eso le das.

Ella merece un amor...
Un amor que por amor la deje ir.

Pues más que amor, estúpido mortal,

Ella merece ser feliz.

22 ago. 2015

Mira con quien.

Mira bien con que personas compartes el tiempo.
Y mucho más cada día,
Y mucho más unas copas o un paseo
cuando tienes algo que decir en el pecho.

Tampoco compartas con cualquiera
los años que pasan sin remedio.
Ni los que vienen,
que quizás son de todos los que más pesan.

La noche quizás,
la noche quizás puedas compartirla con cualquiera.
Pues es confusa, todo lo esconde,
nada aclara y todo lo desea.

Mira a la persona de tu lado,
y piensa.
Olvida todo lo que te rodea,
y piensa.

Yo no comparto un paseo con cualquiera,
yo no comparto mi dormir con cualquiera,
yo no comparto mi con cualquiera la vida que es mía,
mía:
y de aquellos que yo quiera.

Por eso,
tu vida no se la des a cualquiera.
Que quien no aprecia su vida,
nada aprecia.

15 ago. 2015

No te confundas

No te confundas conmigo al verme aquí:
no es por ti por quien vengo.
Has sido mucho,
no eres nada,
y en ambas tú
lo quisiste así.

No te equivoques.
Vengo con armas aunque prefiero no usarlas.
Mantén la distancia.
No intentes borrar mi libertad de amar a otras
que también me quieran al salir de la cama,
ni conmigo ni con otros. No seas populista ni idiota.
Este es el aviso,
después sólo tendrás balas.


Tu soledad no es mi problema
aunque la mía sea tu solución.
Ten decencia,
ahórranos tiempo y dolor a los dos:

Tu ya no eres
y yo ya no soy
nada de lo que antaño nos unió.


7 ago. 2015

Llantos en la madrugada

Me quejaba del tiempo,
de la vida y de la noche.
Me regocijaba en los problemas que tengo,
sin más.

Entonces llegó ella
contando su vida,
abriendo su corazón
sin preguntar siquiera.

Marido convaleciente;
hija adolescente dada al alcohol
y no así a abstenerse,
u a los tres hijos que tiene
y que cuida la abuela que llora.

Además le han robado el bolso.
Ahí tenía sus papeles,
su dinero,
sus llaves
y la documentación de su otra hija
que para la semana viene. O venía.

Llora y no sabe que hacer:
Todo abrazo es poco;
toda lágrima que llore,
también.

Ahora me cuenta que su hija tiene un bulto.
Es maligno y no se puede operar.
Igual no es tan maligno,
todo va a mejorar.
Venga,
dilo.

La noche arremete y nos despedimos.
La vida le sigue pesando
pero ya la puede volver a levantar.
Es una chica dura.

Al menos más que yo,
que ya ni sé
cargar su pena en el corazón.

Aun no he llegado a casa
y empieza a llover.
Como siempre,
que propicio.

4 ago. 2015

Lo que no hago

No hablo con sueños.
No beso deseos
ni espero al invierno en mantas con frío.
No entiendo de estrellas,
no sé de abstinencia
ni de esfuerzos sin un premio:
me parecen tan incomprensibles
como el amor sin sexo.
No hablo de ausencias.
No lloro recuerdos
ni hago poemas si no quiero.

Y ahora quiero.

Quiero recordar
sin pelos en la lengua,
sin miedo ni tapujos ni vergüenza:
sólo recordar.

Recordar todas y cada una
de las cosas que no hago,
para que al hacerlo,
sepa que no soy yo el que lo hace,
al menos queriendo.

27 jul. 2015

Y ganar.

Llora la humanidad sentada en un rincón:
sus padres no la dejan levantar.
Gritan pidiendo sangre,
clamando victoria;
exigiendo ganar:
ganar
y sólo ganar.

No hay tiempo a dar la mano,
no hay tiempo de fallar si no se va ganando:
Disfrutando no se gana,
Mejorando no se marca
y sonriendo,
no se sube el marcador.

Da igual que sean niños.
Da igual que no se jueguen nada:
los insultos aparecen, la violencia crece
y muere el sueño de pasarlo bien
y no saber si se pierde. Sólo pasarlo bien.

Rompe de dolor la humanidad
cuando alguien grita insultos, críticas;
órdenes cuando no tiene que darlas.
Y no es lo peor.

Se pierde la humanidad del que grita,
pero también el corazón del que oye:
No piensan en lo que importa, nadie lo hace:

Como bestias
que solo piensan en llegar a la cima

y ganar, ganar y ganar.

15 jul. 2015

Noche de verdad

Suena tu alma en la melódica
mientras la mía desborda en mis ojos:
Quiéreme,
Ya no lo puedo gritar más alto.

Me miras
y se escapa una sonrisa que no se sabe chivar;
te beso
y mis labios evitan los tuyos, que son una trampa:
Quiéreme.

Solo en tu mano está el reservado de mi cuello
para que me agarres,
me acerques
y no me dejes marchar.
Hazlo. El simple intento
vale más de lo que tienes.
Mírame,
soy tu amigo y no dejaré de serlo;
No eres feliz, y podrías:
Quiéreme.

Como ya haces pero sin miedo,
sin restos de tu corazón
en alguien que no demuestra quererlo:
Quiéreme,

Esta noche es el momento.
Atrévete a oír
lo que yo no puedo decir.

6 jul. 2015

Schrödinguer

Tengo los huevos rotos y el corazón de Schrödinguer,
así que no lo toques
que tal vez aún funcione.
La respiración entrecortada,
apretada no sé si de ira,
de tristeza
o de la mierda de un llanto
que no sabe el por qué de su causa.
Contra que peleo en una lucha sin enemigo.
Para que me levanto si me vas a tirar.
Para que te beso, te amo, te lucho en batallas imposibles
si después usas conmigo
el derecho de admisión en tus labios.
Sólo saber que he hecho,
Dime.
Qué digo mañana su tus labios
me evitan ya por siempre
porque, dices,
no supe leer tus silencios
porque yo miraba a otro lado, digo,
no por no quererte;
si no por quererme a mí mismo.
Buscaba entre tanto amor
el gato fuí,
el gato que ahora
está muerto y vivo.

Te amé

Te amé.
Te amé mientras lo supe hacer,
mientras lo supe intentar:
y ya no sé.

Me cansé.

Me cansé de no dar lo que no pides
y ver que me lo exiges después.

Me cansé de que lo que sí te doy lo tires;
de ver que un te quiero no se valora porque: "Hoy no".

Me cansé de los pocos besos que quiere y da tu boca,
tu cuello,
tu cuerpo cuando estás triste
o enfadada,
o cansada
o preocupada por algo:

Como si al amor también le pesara lo que tu pasas;
Como si no fuera útil, como si no te aliviara:
Como si te olvidaras de sentir el amor
y después lo recordaras.

Lástima:
también recuerdo yo
cada vez que no me amas.
Pues igual que el amor que no ama,
el amante que no es amado
deja de tener sentido.

5 jul. 2015

Abro los ojos

Abro los Ojos
Y Te Veo Acomodada En Mis Brazos:
La belleza más bonita vista nunca,
Aquí, A Mi Lado.

Piel Que brilla Y resbala.
Labios Que palpitan anhelantes 
cuando respiras De Forma Entrecortada.
Ojos Que no me quieren Cuando busco en ellos
lo que no me dicen tus palabras;
Pelo Que Se cela de nosotros, y celoso,
Nos Abraza el cuello
Y besa nuestros besos.
 

Acércate. 
Quiero sentirte,
Hacer un recuerdo de ti:
Cierra los ojos 
como yo los cierro.
Acerca tus labios
como yo los acerco. 
Deja que mis manos 
dibujen tu cuerpo,
y que después,
lo hagan mis labios,
mi cuerpo ciego de ojos.
 
Hermosa.
Tan hermosa como te veo te siento.
Tan hermosa,
Que no hay palabras en el diccionario
Porque nadie las ha necesitado antes.
Yo ahora que te he visto
más bella que ninguna,
Indescriptible por Cualquier Poesía o Prosa
fuera de los límites de la imaginación o vida
de cualquier escritor, estudioso o seductor.

Pero aquí estás.
Entre mis manos,
bajo el rocío de mis besos
entremezclada con mi cuerpo; 
existiendo y haciéndome existir.
Así que déjame hacer bien este recuerdo
antes de que se pierda 
lo que las palabras
aún no saben decir.

20 may. 2015

Huecos

No recordaba la cama con tanto espacio,
ni despertar con regusto a despertar
y no a otras cosas.

El camino a la cocina sin prisas ni abrazos ni besos
se me hace desconocido,
y del desayuno ya ni te cuento.

Tu toalla sigue colgada en la puerta
y siento un poco de empatía:
La bañera es muy grande para mi,

el frío ocupa tu lugar en la ducha
y en la espalda tengo un hueco
que no doy secado solo. No me gusta.

Ya en mi habitación,
me visto sin miedo a que sea en vano y descubro
que no sé vestirme a la primera.

Salgo por la puerta y ya es tarde.
Contigo tardaba más, es cierto:
pero llegaba antes.

2 may. 2015

Pianista

Hoy ha llegado pronto.
Como siempre,
Risas e Historias
Antes de tomar el Escenario;
Después,
Alma, Talento,
Corazón y Piano.

Podría intentar describir
Como Acaricia las Notas
para sacarlas del piano:
Como las Odia,
Como las Ama,
Como las LLora
Con el caer disimulado de sus Dedos;
Como las Calma,
Como las Encoleriza y Engaña
Con la Mirada Perdida en la Nada.

Podría intentar describir
el matiz musical que él logra:
La diferencia
entre un La en Si Mayor
Y un La en Pubertad:
Un Si que Suena a No,
Un Mi que Suena a triste;
Un Sol que Suena a Noche de Dolor
Y un Re que siempre Sonríe.
No como el Do
Que Nunca Está;
No como el Fa,
Que Pregunta por alguien
En Vez de Sonar y Ya está.

Sí,
Lo podría intentar describir,
Es cierto.
Pero también lo es
que lo acabo de intentar y ni  me acerco.

¿Quieren conocerlo?
Escúchenlo.
¿Quieren sentirlo?
Háganlo en directo.

19 abr. 2015

No me conoces

No me conoces,
no sabes nada de mí:
Finges que sí,
pero no es cierto.

Mis ojos, mi pelo,
mis gustos y recelos
no los recuerdas,
porque no me ves a mí.

Ves a la chica que anhelas
y la que yo no soy.
Así que no me mientas,
no me digas que me conoces, que te gusto,

cuando no es así.
Cuando no es cierto.
No me cuentes cuentos
que me harté de oír hace tiempo.


No puedo negar lo que es verdad
ni desmentir lo que no recuerdo:
hay muchas cosas de ti que supe ayer,
y ya no sé. Es cierto.

Pero también lo es
que me gusta sorprenderme  cada   día
con tu pelo negro tan negro,
con tus enfados tan profundos

y tus perdones tan ligeros;
con tus sonrisas y tus lágrimas,
que por igual ablandan el corazón
y endulzan el alma.

No te conozco dices,
y es cierto. Ni quiero:
Me gusta sorprenderme, enamorarme,
cada día como el primero.

4 abr. 2015

Quiéreme.

Suena tu alma en la melódica
mientras la mía desborda en mis ojos:

Quiéreme,
no lo puedo gritar más alto.

Me miras
y se escapa una sonrisa que no se sabe chivar;
te beso
y mis labios evitan los tuyos, que son una trampa:

Quiéreme.

En tu mano está el reservado de mi cuello
para que me agarres,
me acerques
y no me dejes marchar:
Hazlo,
¡Quiéreme!

Yo no lo puedo gritar más alto.

5 mar. 2015

Vete

Vete
si así lo quieres,
vete
si así lo sientes.
Vete,
pero si luego vuelves,
lloras
o te arrepientes...
Mira mis ojos:
así lo has querido,
así lo has sentido.
Vete.

25 feb. 2015

La chica que inunda las redes sociales

Estaba sola.
Nadie lo veía así, pero así era;
así lo sentía:

Nunca más lo hará.
Ahora las redes se inundan de sus fotos y de su vida,
de exhibiciones sociales por las que muchos la critican:

No la entienden.
Yo, que la conozco desde pequeños,
veo con felicidad como coge lo que nunca le dieron.

Porque quizás antes no estuviera sola;
quizás, ahora sí. Eso no importa.
Importa que ahora no se siente así y sonríe,

después de tanto tiempo,
como si otra vez pudiera
ser feliz.


10 feb. 2015

Sobre mi pecho

Noto
tu res-
pira-
ción,
late
libre el
cora-
zón,
cae tu
pelo en
el col-
chón
(sin cosquillas esta vez),
y abra-
zados
al a-
mor:
despiertas.
Poco a poco,
viendo que yo aún sueño
mantenerte en mis brazos
y poder hacerlo siempre. Siempre.

26 ene. 2015

Vuelve

De madrugada,
esta noche,
te pienso en alto y no respondes.

Quizás
porque no estás aquí;
quizás
porque las demás no son la mitad de lo que tú
y sólo yo te tengo. Suerte la mía,
aunque aún no estés:
vuelve.

Quiero sentirte ser en mis labios,
hablar en mis brazos,
latir en mi pecho...
y no puedo si duermes.
¡Vuelve de tus sueños!
Que yo ni te puedo despertar
ni quiero.
Estás preciosa.

Además, lo que yo quiero
es el momento en el que abres los ojos
y soy yo lo primero en ellos;
el momento en el que tu sonrisa
me da el te quiero más sincero del mundo:
sólo eso.

Así que venga, va:
Vuelve.

13 ene. 2015

No me mires así

Pues ella no tiene tus ojos,
no mantiene el tono cuando se enfada
y no,
no te quiero haciendo eso tampoco:
Que me enamoro y no debo.

Los besos llegan así,
como el amor en promesas,
como el recuerdo de tu nombre
en los silencios de tu ausencia
y el decir que todo es tuyo,
decir que todo es cierto:
aunque no lo sea.

Quiéreme y me deshago.
Ofréceme tu piel desnuda y me enamoro,
pero nada más. Nada más.
Despertarás un día
y me verás en la puerta:
no te quiero, no puedo.

Porque quererte,
amarte sin confundirte con quien no eres,
con quien ni pareces ni puedes:
ni yo se,
ni mi corazón quiere.