Translate

12 may. 2012

Pelirroja

Rojos eran tus cabellos,
 rojo era mi corazón;
se enamoró éste al momento:
vaya error.

Distraído caminaba
hacia donde estabas tú,
y sin querer,
paraste en mi mirada:
vaya alud.

Emociones muy confusas,
deseos muy sinceros
Y todos queriendo hallar en ti
respuestas que casi me cuestan el cuello.

Mis amigos lo notaron,
me miraron, la miraron,
no dijeron nada
y solo se descojonaron.

Me uní inocente a ellos,
así reírme al menos
del error que fue aquello;
y vaya una seria

De sueños que decidieron
que mi vida no debía ser tranquila.
La constante eran tus ojos,
unos que nunca se olvidan.

Eran verdes, eran grises,
eran negros, eran firmes:
los ojos de alguien
que sabe lo que pide.

Y pidiendo me miraron sus ojos
algo que nunca habría esperado:
Una prueba, una muestra,
¡Algo!

Estaba siendo probado
si era digno o daba asco,
esa pérfida mirada
me estaba desnudando

pero pronto terminó
y me dejó apuntando el resultado en su mirada sincera,
en su sonrisa traviesa,
y decían a la vez:

No es posible que me tengas.



Rubia

Las sonrisas se entrecruzaban cuando no lo hacían las miradas.
Las palabras no cesaban porque siempre alguna se colaba.
Era como si buscáramos una verdad que sabíamos los dos
y nos dedicáramos a jugar a ver a quién se le escapaba,
obviamente perdí yo.
Tus Ricitos de oro atraparon mi atención;
en tus ojos verdes y brillantes perdí la razón que aún no tengo hoy.

Tenías algo con los zapatos de tacón.
Tacones finos, pero tan altos, casi, como un escalón.
¡Cuán pequeña te volvías enfundada en tus zapatillas!
Tenías que saltar para darme un beso en la mejilla,
Y si tú no saltabas,
te iba yo a buscar mientras tú te escondías dejándote encontrar,
y cuando yo pensaba que te tenía... Tú activabas tu trampa final
y te tirabas a mis brazos
y al agarrarte yo, estaba condenado.
Una mano tuya por mejilla mía, y lentamente
me ibas llevando a la cárcel de tu boca, de tus labios...
Cárcel de la que nunca me has sacado rubita de ojos verdes,
de la que nunca me has sacado.

Sólo solo

Del calor al frío,
 solo;
de la locura al delirio,
 solo.